COLOR DE LO COTIDIANO – MARIA AURORA VILORIA

Pilar Sagarra nació en Zaragoza aunque vive en Madrid. Ha expuesto individualmente desde 1984 participando en numerosas ferias y muestras colectivas y obteniendo varios premios y medallas.
Ahora presenta por primera vez en Valladolid una pintura con la que transforma la realidad que la rodea. Después de una etapa dedicada al paisaje, su obra se centra ahora en los jardines y los interiores, aunque siempre enlazados con la naturaleza a través de las plantas y las flores que, de una u otra forma aparecen siempre en todos sus cuadros.

Su pintura es un canto a lo cotidiano con el que trasmite las sensaciones que recibe de su entorno, las emociones y los sentimientos que experimenta cada día con las cosas más sencillas, desde la visita a unos amigos a la visión de un lugar.
Luego todo lo transforma en acertadas composiciones en las que mezcla lo real con lo imaginado y que destacan por el extraordinario dominio del color. Verdes, rojos, amarillos, azules, morados tienen cada uno una función dentro del cuadro, desde simbolizar el amor a la luz o a la pasión.
Y surgen como una alegre explosión, porque, como busca siempre crear belleza, plasma el lado más positivo de cuanto la rodea.
Así aparece una gran mesa preparada para el encuentro familiar en un jardín solitario pero en el que está la huella de las gentes. Un canto al silencio y a la soledad que deja fluir los recuerdos. Composiciones de libros, tazas y flores que remiten al descanso diario, pueblos, paisajes y marinas siempre llenos de luz.
Pinturas muy empastadas para lograr volúmenes – aunque ya evolucionando hacia la austeridad – , realizadas muchas veces sobre madera y en las que destaca la profundidad y el equilibrio de las masas.